¿Cuándo empezamos a tener constancia de nuestros genitales? ?>

¿Cuándo empezamos a tener constancia de nuestros genitales?

Desde que el niño es capaz de agarrar los objetos, es normal que comience a inspeccionar su cuerpo y a tocar sus genitales.

A los 6 meses, los bebés empiezan a descubrir el mundo, y esto incluye la autoexploración. Ya, a los 2 años, se puede hacer más frecuente y, en muchos casos, lleva al descubrimiento del placer mediante la manipulación de los genitales.

Esta conducta es normal y no debes reprimirlos ni castigarlos. Cuando son más pequeños, por ejemplo, notarás que frotan sus muslos con movimientos rítmicos de la cadera cuando están boca arriba, o se moverán sobre las manos y las rodillas cuando están boca abajo. Más tarde aprenderán a frotarse contra un objeto: un muñeco, una almohada o un peluche.

A partir de los 2 años, los niños son capaces de diferenciar entre los órganos genitales de los dos sexos y manipularlos rítmicamente. Este comportamiento provoca alarma entre los padres, pensando que su niño o niña tiene algún problema.

 

¿Cómo deben actuar los padres ante esta situación?

Los especialistas recomiendan evitar los regaños. Una excesiva atención sobre una acción, puede provocar que el niño se obsesione con ella.

  • Desvíe la atención hacia otra actividad significativa para el niño.
  • Explíquele que ese comportamiento debe ser íntimo y no público para que no lo critiquen.
  • Marque límites respecto a la manipulación u observación de los genitales de otros niños. Señálele que entiende su interés, pero que ese comportamiento no es adecuado.
  • La masturbación se dirige a reducir tensiones. Los padres deben buscar otras alternativas para que sus hijos liberen energías.

Si algo te preocupa en el comportamiento de tu hijo visita a un especialista. Ellos te aconsejarán adecuadamente y te indicarán el comportamiento a seguir. No obstante, insistimos en que es un acto completamente natural y no debes sancionarlo por ello.


Comments are closed.