“Mi hijo ya tiene novia”: ¿Cuándo empiezan y qué entienden realmente? ?>

“Mi hijo ya tiene novia”: ¿Cuándo empiezan y qué entienden realmente?

Es muy normal que en los primeros años de vida, cuando comienzan a relacionarse con otros niños, los pequeños comiencen a hacer comentarios acerca de cuál amigo de su clase es novio de otra o que ellos mismos tienen novio o novia.

Muchos adultos bromean con esto y hacen del tema un motivo de risa para los niños. ¿Hasta qué punto, entonces, debemos prestar atención a este tipo de comportamiento?

 

El amor en nuestros niños

Cuando nuestros pequeños nos dicen que tienen novia o novio, nos preguntamos cómo exactamente experimentan esta relación. Según los psiquiatras, los niños pequeños no están listos biológicamente para enamorarse, o sea, para segregar las sustancias químicas necesarias para crear la atracción física necesaria para el enamoramiento. Además, psicológicamente, no están preparados para entender el tema de la elección necesaria en el noviazgo.

La mayoría de las veces los niños solo imitan una conducta que ven en los adultos. Por eso, en muchas ocasiones, el novio o novia no conoce que está en una relación, porque no es importante en estos momentos ser correspondido.

La relación de noviazgo que se establece en estos casos depende del nivel de cercanía que existe entre los niños, o sea, cuánto juegan juntos y qué tienen en común. Es una relación basada en intereses comunes más que en sentimientos.

 

La sorpresa ante la declaración

Al recibir una noticia como esta, no te sorprendas o te preocupes, pues es algo normal en esta edad en la que el niño está explorando su sexualidad. Este momento puede ser utilizado para ir introduciendo temas algo delicados en la conversación con nuestros pequeños y para naturalizar los actos cotidianos de intimidad que pueden ver.

Establecer una comunicación efectiva con tu niño es importante para que se desarrolle psicológicamente de forma adecuada. Tu niño debe sentir que puede hablar contigo de cualquier tema con naturalidad y sinceridad.


Comments are closed.